miércoles, 19 de junio de 2024

Vila Foz, un restaurante memorable



    La palabra memorable la define nuestro diccionario de la siguiente forma: “que merece ser recordado o conservado en la memoria”.



    Este único vocablo aglutina perfectamente la experiencia que, este comensal que les escribe, tuvo al disfrutar su menú degustación “Maresia” (marea, en castellano). Un nombre que, en sí mismo, es una inequívoca declaración de intenciones sobre lo que vamos a encontrar.

    Todo un despliegue, con el claro protagonismo de alimentos procedentes de Atlántico, de técnica y originalidad sobre la mesa. Productos de primera calidad perfectamente tratados y sensacionalmente presentados. Sin mácula alguna, sin sombra apreciable en el cocinado.

   Doce momentos, que se van sucediendo como desfile perfectamente organizado, para deleite del paladar. Elaboraciones, magistralmente emplatadas (incluyendo algún trampantojo), en la que todos los sentidos están en constante alerta para no perdernos ningún detalle.

    Hay además, en toda esta secuencia de platos, un importante plus adicional: una muy buena elección de vinos portugueses para acompañar (Bairrada, Dâo, Douro, …..) que finalizan con un más que extraordinario Porto decantado frente a nosotros de manera vertical.








    Todo ello, en un escenario grandioso, sin igual, como es el gran salón del palacete decimonónico del Hotel Vila Foz de Oporto, uno de los cinco estrellas más prestigiosos, exclusivos y laureados de esta parte de Portugal.



    Grandes espejos con espectaculares marcos, un piano de cola, una inmensa lámpara sobre nuestras cabezas, tonalidades doradas y tenues verdes como colores predominantes, elegantes molduras y cortinas con aires palaciegos son privilegiados testigos mudos de la función que cada noche, entre estos muros, se representa.




    Añadiría a este magnífico entorno un detalle adicional, en nada baladí: siento que, a pesar de la grandiosidad del salón, resulta acogedor.



    Esta función gastronómica, formada por una sucesión de varias escenas, tiene diferentes actores. En este caso, un nutrido grupo de personas que trabajan, al unísono, tanto en cocinas como en sala, coordinadas bajo la batuta del chef Arnaldo Azevedo.





    Se aprecia en este menú mucha personalidad, basada -en mi opinión- en la meticulosidad, en las ganas de sorprender y emocionar al comensal a través de un trabajo pulcro, atrevido, original y con cierto descaro.




    Lógico que llegara la estrella Michelin en el 2022 y lógico que durante el 2023 se mantenga.





    Hay un notable talento en las creaciones de este gran cocinero portugués. Su reconocimiento, a nivel Michelin, ya es una realidad, pero estoy seguro que se seguirá hablando, mucho y bueno, de su trabajo durante bastante tiempo.





    Recuerden pues que, frente al Atlántico, en Foz (Oporto) hay un templo del buen comer. Aquí se encuentra uno de los grandes restaurantes de esta parte de Portugal. Una cocina que emociona, que no pasa desapercibida.




    Toda una exaltación de los sabores del mar.



    WebHome - Vila Foz Hotel & Spa Hotel de Luxo no Porto | Vila Foz Hotel & Spa 

    Finalizo indicando que estos párrafos se publicaron en la web del periódico español LA RAZÓN el 10 de noviembre de 2023

   Vila Foz, un restaurante memorable (larazon.es)

sábado, 15 de junio de 2024

The Rebello, un hotel que sabe a “Douro”



     El Duero como testigo y el Duero como protagonista en una ciudad, Oporto, que es destino obligatorio para cualquier viajero.



     En Vila Nova de Gaia, en uno de los mejores enclaves posibles por sus inmejorables vistas sobre este histórico río, a orillas de esta gran arteria fluvial portuguesa, descubrimos un hotel, con poco tiempo de vida, en el que alojarse es un verdadero placer y todo un privilegio.



     Si, como suele afirmarse, una de las cosas más hermosas que tiene Vila Nova de Gaia son sus vistas sobre Oporto, éste es el hotel ideal para disfrutarlas. Prueba de ello, es su impresionante azotea; toda una carta de amor a esas panorámicas.




     Este precioso cinco estrellas, inaugurado en junio de 2023, puede definirse, tal y como acertadamente lo hace su web, como “un nuevo hotel con alma antigua”.



    Erigido sobre lo que fueron unos viejos almacenes a orillas del “Douro”, trata de mantener viva la historia del edificio, pero jugando con una decoración desenfadada, moderna, vanguardista y muy creativa (obra de la diseñadora Daniela Franceschini).






    Se consigue así dar una nueva vida a estas naves evitando que caigan en un inexorable olvido y abandono.



    El propio nombre, “The Rebello”, (www.therebello.comes una clara declaración de intenciones sobre su localización, haciendo alusión a la embarcación típica de madera (“rabelo”) que transportaba uno de los tesoros de estas tierras: los barriles de su preciado vino.




    Así pues, todo, pero todo (el nombre, la ubicación, las vistas, su historia, …), nos recuerda la presencia de este gran río del norte de Portugal que tanta prosperidad ha traído a lo largo de los siglos.

    Lo que vamos a encontrar es un moderno hotel de lujo con todo tipo de prestaciones (piscina climatizada, sauna, tratamientos relajantes, gimnasio, bar, restaurante, modernas habitaciones, sala de reuniones, etc., etc.) donde las vistas son, desde luego, uno de sus grandes alicientes.




    Más de un centenar de amplias y cómodas habitaciones, que cuidan hasta el más mínimo detalle en sus diferentes opciones (estudios, suites, penthouses, etc.), a prueba del más exigente de los huéspedes y aptas para todo tipo de clientes: individuales, familias, parejas, para reuniones y eventos, etc., etc. Un hotel que tiene, dicho sea de paso, aires muy románticos.



   Por cierto, es conveniente recordar que es un alojamiento “Pet Friendly”; las mascotas son bienvenidas.




      ¿Se imaginan despertar y, al abrir las cortinas, ver navegar los barcos a pocos metros? ¿Se imaginan tener frente a nosotros algunas de esas panorámicas de Oporto que tanto hemos visto en postales y documentales? ¿Se imaginan, los amantes del buen vino, estar a pocos minutos de algunas de las bodegas más famosas del mundo? ¿Se imaginan una inolvidable velada en pareja con el puente de D. Luis I iluminando la noche como fondo de esta bucólica estampa? Esto también es "The Rebello", un exclusivo balcón para disfrutar, con la tranquilidad, el sosiego y la felicidad que el momento requiere, el privilegio visual que frente a nosotros se despliega.



    Nada extraña, tras constatar algunas de las credenciales descritas, que este alojamiento esté incluido en el selecto grupo de hoteles Small Luxury Hotels of The World (www.slh.com)





    Si todo esto lo condimentamos con una buena cena, seguro que el plan resultará perfecto.




    Mi consejo, sin tener que desplazarnos y salir del hotel, es disfrutar de la cuidada “ementa” de su restaurante Pot&Pan.



    En un amplio y luminoso local con vistas al río, que fuera -curiosidades del destino- almacén y fábrica de utensilios de cocina, disfrutaremos de un bonito despliegue de magníficas elaboraciones (junto a una muy interesante y amplia selección de vinos), bajo la dirección del chef André Coutinho.





    Gastronomía de altura portuguesa actualizada según la versión de este prestigioso cocinero. 






     Leyendo algunas de las opiniones de huéspedes que pernoctaron entre sus muros, me llamó la atención una de ellas. Decía así: "sorprendente sorpresa". Buena forma de definir la experiencia The Rebello.




     Finalizo este post indicando que estos párrafos fueron publicados en la web del periódico español LA RAZÓN el 7 de noviembre de 2023.

The Rebello, un hotel que sabe a “Douro” (larazon.es)