jueves, 5 de octubre de 2017

“Giger bar”, con el inconfundible sello de su autor




           No sabía, y creedme lo he pensado bastante, de qué manera titular estos párrafos. Seguro que, según avancéis en la lectura de estas líneas y veáis las fotografías que cuelgo en este post, me entenderéis. 
            Voy a referirme a un bar, situado en la localidad suiza de Gruyéres, en el cantón de Friburgo, que podríamos decir que es un “escenario” totalmente distinto al que comúnmente estamos acostumbrados a ver cuando entramos en un bar a tomar una copa o un café.





           Resulta también, para el viajero que no lo sepa, una impactante sorpresa. Si os digo la verdad, el común de los mortales viaja hasta estos lares, como fue mi caso, por razones distintas. Por ejemplo, para conocer un famoso, turístico y coqueto pueblo medieval, repleto de historia y anécdotas, presidido por su imponente y centenario castillo o para comer en alguno de sus típicos restaurantes donde el queso y la nata doble tienen un lugar privilegiado en los menús. Sin embargo, descubriremos y, en cierta forma, “alucinaremos” con esta curiosa novedad.




             Nada parece, pues, indicarnos desde fuera lo que nos espera porque Gruyéres esconde un secreto dentro de sus murallas.




              Nos adentramos en  uno de los mundos del polifacético artista suizo Hans Ruedi Giger (conocido como H. R. Giger), famoso mundialmente por su participación en los efectos especiales la película “Aliens: el octavo pasajero”, dirigida, como sabéis, en 1979 por el gran cineasta Ridley Scott. Seguro que la recordaréis. En el reparto estaban actores tan conocidos como Sigourney Weaver, Jhon Hurt, Ian Holm, Tom Skerritt, Verónica Cartwright o Harry Dean Stanton, por citar algunos.

             Pues bien, mucho tiene que ver esta película con Giger bar. Déjame que te lo cuente. Podríamos decir que la decoración de este bar nos sumerge en una caverna donde huesos, esqueletos y arcos vertebrados se ponen de acuerdo para adornar mesas, sillas, paredes y techos transportándonos a un mundo irreal e impensable para nosotros, pero no tanto para su autor (H. R. Giger), cuya imaginación parecía inagotable. Una atmosfera que, desde luego, no deja indiferente al visitante.




                Obviamente, los fans de la saga cinematográfica de Aliens y los seguidores de H. R Giger -que consiguió un Óscar por su trabajo en esta película por sus impresionantes efectos especiales en 1980- tienen en Gruyéres su punto de encuentro. Vienen, me comentaban, de todas las partes del mundo a conocer su amplia y variada obra. No sólo por el bar sino, sobre todo, por el museo (www.hrgigermuseum.com) existente sobre el artista, situado justo enfrente de Giger bar, que también recomiendo visitar. Aquí, por ejemplo, se encuentra expuesto en una pequeña vitrina el famoso Óscar que te he comentado.




            Conviene recordar que la vinculación del H. R. Giger y Gruyéres fue muy estrecha durante un amplio periodo de tiempo de su vida. Tanto que  decidió que le enterraran aquí.
             Y así fue. En el pequeño cementerio de la ciudad se encuentra la curiosa lápida, a tono con su imaginación, donde descansan sus restos mortales.




            Tomar un café en Giger bar tiene mucho de sorprendente y de distinto. Se ha convertido en casi una visita obligada y, también hay que decirlo, tiene mucho de reclamo turístico. Quien les escribe no pudo dejar de hacerlo.
            Un reconstituyente café mañanero en Giger bar. Toda una experiencia entre huesos y calaveras.
            Simplemente te aconsejo que lo visites. En el fondo, cuando lo pienso, creo que hay pocas personas a las que no les pueda gustar. 
            ¿Cómo definirlo? No sabría. Es original, es distinto, es inesperado, es insólito, es atrayente, es singular, es diferente, es inimaginable, es impactante.... Es, en definitiva, H. R. Giger.
           Esto es lo bonito de los viajes: el conjunto de sorpresas con el que el viajero se topa.
           Un viaje no es una experiencia encorsetada. Al contrario, es abierta y porosa a todo tipo de novedades. Aquí tienes una. Ya me dirás.


Webs recomendadas:   www.myswitzerland.com , www.hrgiger.com







¿Cómo llegar?: Swiss Airlines ofrece vuelos  directos desde Madrid y Barcelona a diferentes aeropuertos suizos. (www.swiss.com)









No hay comentarios:

Publicar un comentario