jueves, 6 de diciembre de 2012

Surcando las aguas del "Tajo Internacional"


             Pocos son los años que lleva navegando este barco por aguas del Tajo. Su nombre es bastante explícito: "Balcón del Tajo Internacional" (www.balcondeltajo.com). Una forma muy agradable, y a la vez, tremendamente didáctica, de conocer algo más sobre la riqueza de flora y fauna (acuática y subacuática) de este territorio fronterizo que ha merecido, por obvias razones, uno de los mayores reconocimientos para su protección.
             Me refiero al "Parque Natural del Tajo Internacional", con más de 51.000 hectáreas de extensión, que discurre desde el Puente Romano de Alcántara (como he escrito en otro reportaje resulta imcomprensible que, a día de hoy, no esté catalogado como Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO) hasta la presa de Cedillo. La parte española supera las 25.000 hectáreas y la portuguesa las 26.000. En total, 11 municipios españoles y dos concelhos portugueses.
            La travesía es francamente cómoda. El barco, uno de los más modernos en su gama, con capacidad para 80 pasajeros (64 en el interior y 16 en el exterior), se convierte en una forma inmejorable de adentranos en este paraje único. Un verdadero centro de interpretación, dotado con los más avanzados y modernos equipos tecnológicos,  sobre unas aguas que antaño llegaron a ser navegables, dicen las crónicas, desde Toledo a Lisboa, ambas ciudades emblemáticas para las coronas de España y Portugal.

    
            A lo largo del trayecto un guía nos va informando, con la ayuda de unos programas audiovisuales, de lo que podemos ver nuestro alrededor. Conviene destacar, en este sentido, que estamos en uno de los espacios naturales de la península ibérica con más densidad de buitres, dato éste normalmente desconocido para la mayoría de los turistas.
             Aún así, me quedaría corto, y sería francamente injusto con este Parque Natural si mi relato se circunscribiera a estas líneas. Es también el hábitat de la cigueña negra, del águila imperial ibérica, del águila culebrera, del águila real, del buitre leonado, del buitre negro (el mayor ave de la penísula ibérica), del alimoche, del quebrantahuesos, del ciervo, del jabalí, del gato montés, de la jineta, del meloncillo...., por poner algunos ejemplos.
             Una diversidad que también comparten estas aguas donde podemos encontrar cangrejos, cachos, calandrinos, carpas, barbos, bogas, sirulos o pardillas.  Unos autóctonos, otros traídos por el hombre a lo largo de los siglos. 



            Tuve la suerte de encontrarme con algunos compañeros de A.P.E.T.E.X. (Asociación de Periodistas y Escritores de Turismo de Extremadura). Lo pasamos bien. Hacía tiempo que no coincidíamos y qué mejor ocasión que ésta. Admirando la belleza natural una parte de nuestra Comunidad Autónoma. Disfruté con  la conversación y con las vistas.
            Creo sinceramente que "Balcón del Tajo Internacional" que es una excelente apuesta turística. Practicamente inocuo para la naturaleza, pues casi no produce contaminación en el entorno. Ni acústica ni de residuos.
            Aunque lleva poco tiempo de vida este proyecto, que vio la luz un 15 de marzo de 2011, parece contar buenas predicciones. A pesar de la durísima época de crisis que estamos viviendo su futuro parece presentarse halagüeño. Desde este blog, mi "Enhorabuena".
              Sólo puedo decirte que ¡tienes que venir!

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada