lunes, 28 de marzo de 2011

Lituania desde mi angular

            Siempre que viajo suelo escribir del lugar visitado.  Me gusta narrar mis experiencias e inquietudes acompañando los reportajes con algunas fotografías. Es como si formasen un particular maridaje donde la palabra y la imagen caminaran juntas; como si ambas se entendieran a las mil maravillas.        
             Pues bien, en este caso, quiero hablaros de mi última escapada a Lituania, allá por junio del 2009. Y para ello he decidido “escribiros” con imágenes, “relataros” mis experiencias con estas instantáneas. Otra manera, desde luego, de contar unas vivencias, unos viajes, unas sensaciones y unos recuerdos.
            Puedo aseguraros que merece la pena visitar este pequeño país báltico, antaño desconocido y distante para los occidentales, al ser parte de la extinta U.R.S.S.
            Por aquel año, además, Vilnius (Vilna) contaba con un aliciente adicional: la capitalidad cultural europea, galardón compartido con la ciudad austriaca de Linz.
            Así pues, sólo queda mirar el calendario y pensar cuándo viajaremos para conocer Vilnius, cuándo nos acercarnos a la costa báltica, cuándo pasearemos por Kaunas, cuándo se harán nuestros sueños realidad viendo el castillo de Trakai (en medio de un precioso lago), o cuándo nos “perderemos”, dejando pasar el tiempo, entre los verdes e infinitos bosques de Lituania.
             Quien os escribe estuvo allí y no duda en volver a repetir la experiencia.












1 comentario: