martes, 30 de mayo de 2017

“Muito Obrigado”, Miguel Paulino

               Rodeado por algunas de las mejores vistas de Lisboa, en las alturas de hotel Sheraton, descubrimos el origen del nombre de este magnífico restaurante: "Panorama".


            
           Unos grandes ventanales parecen querer presentarnos rincones inconfundibles de la capital lusa: la plaza del Marqués de Pombal, el río Tajo, el puente 25 de abril, el barrio alto,  la “basílica da Estrela”,  el castillo de San Jorge o la gran estatua de Cristo Rey, en Almada. La Lisboa de toda la vida observada desde uno de los edificios más altos de la ciudad. A vista de pájaro. Complicado obtener mejores panorámicas, especialmente de noche, de una de las capitales más atrayentes del viejo continente.





       Pues bien, este escenario tan especial es el lugar de trabajo de un joven chef con un impresionante futuro llamado Miguel Paulino que, en los pocos meses que lleva al frente de estos fogones, está dejando su impronta con una marcada personalidad en su forma de ver la gastronomía.
             Es cierto que, normalmente, cuando se escribe sobre diferentes restaurantes o acerca de distintos cocineros es costumbre mencionar sus elaboraciones,  valorar algunos de sus platos o  incidir en las virtudes o los defectos que se aprecian.  Sin embargo, estas líneas caminan en otro sentido. 
           Serán palabras de agradecimiento, de reconocimiento por un trabajo bien hecho. Su “menu degustaçâo - A Sul” es una verdadera sucesión de agradables sensaciones donde, a un excelente ritmo, el comensal va disfrutando del buen hacer de este artista y su equipo de cocina y sala. “Carabineriro da outra margem”, “Bacalhau á Zezinha”, “Salmonete á Costa Azul”, “Leitâo á Bairrada com molho da nossa costa” y “Pudim Abade de Priscos” conforman esta procesión gastronómica, con una detallista presentación, difícil de superar.
         Todo ello unido a unos magníficos entrantes, con excelentes trampantojos incluidos (que no adelanto por razones obvias), y a un estudiado maridaje con extraordinarios caldos del país.               
            Imagine el lector lo que es cenar estas maravillas culinarias en un entorno tan envidiable. Hacen falta más que palabras para describir con exactitud esa experiencia.
           Estoy convencido que el mayor anhelo de cualquier cocinero es ilusionar con su trabajo, conseguir que quien lo pruebe sienta  que esos momentos son irrepetibles, únicos. Advertirá entonces que su esfuerzo y dedicación han dado sus resultados.
         Quien les escribe tuvo esa misma impresión. Ese “jantar degustaçâo” forma parte de mi lista de cenas inolvidables en Portugal; de los restaurantes a los que tengo que volver.
           Digamos que el día acabó de la forma perfecta. Una buena cena, un restaurante magnífico, un esmerado servicio y el buen hacer de este joven cocinero. Desde entonces, Lisboa tiene, para mí, un atractivo más: Panorama.
         Por tanto, no puedo más que felicitar a Miguel Paulino. Muchas gracias . “Muito obrigado” por conseguir hacer de esa noche algo especial, por insertarla en mi memoria por mucho tiempo, por hacerme disfrutar tanto comiendo tan bien.
           Había oído hablar de él pero no conocía personalmente su trabajo. Un acierto acercarme. Técnica, trabajo, originalidad, guiños a la cocina tradicional y también, claro que sí, cierto atrevimiento. Arte sobre un plato fruto de una magnífica conjunción de todo un equipo, dentro y fuera de las cocinas. Un ejemplo del crecimiento exponencial de grandes cocineros que en los últimos años se aprecia en Portugal.   Gastronomía con personalidad, sin complejos, creativa, demostrando que lo de toda la vida no es incompatible con la vanguardia, el antes y el ahora de la mano. En definitiva, buena materia prima, buena cocina, buena presentación y buen servicio. ¿Se puede pedir más?.
         ¡Qué les puedo decir!. Que no olviden reservar mesa en el cielo del hotel Sheraton de Lisboa.
          Cuelgo en este post finalmente algunas fotografías del  “menu degustaçâo - A Sul” como preludio de una cena que te recomiendo si viajas a esta cosmopolita capital.

























No hay comentarios:

Publicar un comentario