lunes, 15 de junio de 2015

“Viva Lisboa”, la madurez de un joven chef


                  Lisboa presume, con razón, de la variedad y cantidad de excelentes restaurantes que tiene. Aún así, nuevas propuestas gastronómicas abren al público con inusitada periodicidad. Día a día, en esta faceta, se supera la ciudad.
 

  Del extenso abanico de locales donde comer quiero dejar constancia de uno de ellos: “Viva Lisboa”; un atrayente y pegadizo nombre para hacer realidad los sueños de su  prometedor chef:  Pedro Santos Almeida.
 

  Formado y asesorado por el gran Miguel Laffan (primer estrella Michelin del Alentejo, con su magnífico restaurante L´and, de Montemor o Novo) ha sabido conjugar lo mejor de la tradición culinaria lusa, las influencias de Miguel y la creatividad propia que proporciona a sus platos. Sopa de “peixe”,  vieiras “á brás”, bacalao con migas, empanadas de pato o carrilleras de “porco preto”, por citar algunas elaboraciones, seducen al comensal con sorprendentes presentaciones que casi piden una fotografía para inmortalizar el momento.
 


   Platos visualmente llamativos y perfectos para el paladar. Un sugerente juego de texturas, muy equilibradas, que atrapa a quien aprecia la buena comida. La madurez de un joven chef que hace pocos meses se ha hecho cargo de estas cocinas.  
 

  Un trabajo que, sin olvidar la tradición de su país, conjuga técnicas francesas,  materias primas portuguesas y una reconocible influencia oriental en muchos condimentos y  sabores.
 

    Todo ello, dicho sea de paso, acompañado por una  estudiada y muy recomendable carta de vinos donde, entre otros más, el prestigioso enólogo portugués Paulo Laureano pone también su granito de arena con grandes caldos.
 

   El local es amplio y luminoso;  con una gran cristalera con vistas a Rua D. Estafânia, por un lado, y una enorme foto panorámica de Lisboa, por otro. Llamándose así, no podía ser de otra forma.
 

   Naturalmente, esta gran apuesta es más que el sueño de un buen cocinero. Es el conjuntado trabajo de un talentoso equipo donde pude conocer y certificar la gran profesionalidad y el buen hacer, entre otros, de la cocinera Bruna Morais y del jefe de sala Carlos Lopes.
           Mis mejores deseos para una iniciativa de calidad. Una excelente opción para disfrutar de una cocina portuguesa de autor muy asentada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario