jueves, 27 de marzo de 2014

Restaurante Doña Mariana, en la senda acertada



                  Serían aproximadamente las nueve de la noche. Hora de cenar. Me encontraba en la localidad extremeña de Llerena, al sur de la provincia de Badajoz, en la Campiña Sur. Había oído hablar,  mucho y bien, de un restaurante llamado Doña Mariana, en la Hospedería de esta localidad (un alojamiento emblemático y muy representativo de la ciudad). Quería conocer y probar sus excelencias gastronómicas.


             Nada más entrar en el restaurante, tras cruzar el espectacular patio del palacete donde se encuentra la Hospedería “Mirador de Llerena”, el comensal aprecia una agradable sensación de calidez. Pocas mesas, no llegan a la decena, paredes en tonos cremas y manteles color granate logran un efecto muy acogedor. Se puede decir, sin temor a equivocarse, que invita a comer.



            Su chef es Fernando García. Ejemplo de esa “nueva escuela” de jóvenes cocineros que están al frente de muchos restaurantes en Extremadura. Una cocina que, con la lógica presencia de las nuevas influencias en el mundo de la restauración, no aparca la tradición gastronómica extremeña. Es más, se convierten en acreditados altavoces en defensa de lo autóctono. El menú degustación extremeño que ofrece por 25 euros (con migas, zorongollo, caldereta de setas,  carrilleras de cerdo ibérico y torrijas con miel de las Hurdes) es prueba de ello.



             La carta es amplia y variada. Pastas, ensaladas, carnes, pescados…..Se aprecia un lógico predominio de los productos de la tierra, aunque, en esta ocasión, quiero probar cosas diferentes. Me decido por dos platos y un postre.
             Como aperitivo me sirven un formidable foie con nueces. Membrillo, una mermelada y algo de balsámico acompañan el plato. Para dar volumen, unos crujientes de pan en forma triangular. Me gusta. Realmente, por la generosidad del plato, no parece un aperitivo.


           Lo que sigue es un excelente carpaccio de venado con “nube” de parmesano. Esta Comunidad Autónoma es rica en caza, y las formas de cocinar esta carne son numerosas. Presentarlo de esta manera, en finas láminas, acompañado de un queso italiano como éste me parece un acierto.

          Digamos que el gran descubrimiento de la noche se llama raviolis de boletus. Sencillamente, espectacular. La pasta, en su punto, y la textura del relleno, por su suavidad, se deshace en la boca. Se trata de una crema sedosa y aterciopelada de boletus que casa perfectamente con la pasta. El intenso color dorado de los raviolis, sobre un fondo de aceite de oliva y gotas de balsámico, enriquecen mucho la presentación del plato.

            El servicio es excelente, con una buena secuencia entre plato y plato, algo que siempre es de agradecer, especialmente cuando hay muchas mesas ocupadas.
            Llega el goloso final de esta cena. El nombre es ya, de por sí, muy sugestivo. Milhojas de tofe con crema de arroz con leche bañadas en chocolate. Suena bien y sabe, créeme, mejor.

               Es Doña Mariana un restaurante muy apetecible si nos desplazamos por el sur de la provincia de Badajoz. Un espacio gastronómico donde un contrastado grupo de profesionales, de sala y de cocina, están demostrando hasta dónde se puede llegar cuando hay ganas, conocimiento, innovación, buena materia prima, imaginación  y mucha ilusión. Felicidades.


      Contacto:
      Hospedería Mirador de Llerena (Restaurante Doña Mariana)
      Calle de la Aurora, nº 7 (Llerena)
      Teléfono: 924 87 05 97


                 Quiero también aconsejarte un recorrido por la ciudad de Llerena. La que fuera una de las más importantes urbes de Extremadura es de parada obligada. Hay tanto por ver y conocer que es impensable estar en la Campiña Sur y no darle el tiempo que se merece a esta histórica localidad. Los siglos y la densa historia que atesoran han forzado el presente. La Orden de Santiago, el estilo mudejar o la vida de Zurbarán,  por citar algunos ejemplos, son parte de Llerena. No adelanto más porque merecerá un reportaje específico en este blog. Simplemente, te aconsejo que recorras sus calles y conozcas en profundidad numerosas curiosidades históricas. Entre ellas, ahora que está de moda por motivos televisivos la vida de Isabel la Católica, las diferentes visitas de los Reyes Católicos a la ciudad, dónde pernoctaron y las razones de su viaje.
                 Un apunte final. ¿Sabías que el "descubridor" del Cañon del Colorado  -García López de Cárdenas- era de Llerena?. Así es, este explorador español del siglo XVI, ha pasado a la historia por ser el primer europeo que contempló del Gran Cañon.


         Oficina de Turismo de Llerena:
         Calle Aurora, 2
         Teléfono: 924 87 05 51

No hay comentarios:

Publicar un comentario