lunes, 10 de junio de 2013

Por la Ruta del vino Ribera del Guadiana


              Durante tres días hemos disfrutado de este viaje para blogueros organizado por la Ruta del vino Ribera del Guadiana.
              Me ha gustado en todos los sentidos. Te lo describo resumidamente en mi particular cuaderno de viajes "on line". No pretendo ser exhaustivo. Simplemente, relatar algunos detalles de este "periplo vitivinícola"
 
Viernes, 31 de mayo de 2013
(12 horas)
           El programa para este blog-trip parece apasionante. Voy a recorrer parte de la Ruta Ribera del Guadiana. "Donde viajan los sentidos", dice su publicidad. Cierto que en tres días resulta difícil o, mejor dicho, imposible conocer todo lo que ofrecen estas tierras. No en vano, es una de las más extensas en cultivo de viñedos de España, con más de 90.000 hectáreas.  Nos vamos a centrar en las comarcas de Tierra de Barros, Zafra y Río Bodión, en la provincia de Badajoz.
           No quiero dar envidia pero voy a disfrutar de las propiedades relajantes de los tratamientos de vinioterapia, dormir en un conocido balneario extremeño, pasear y fotografiar este fantástico paisaje, visitar bodegas,  aprender más de vinos,  degustar tapas maridadas con buenos caldos autóctonos, cenar en reconocidos restaurantes, caminar por las calles y plazas de Zafra, descubrir nuevos rincones de mi tierra y conocer a otros blogueros.  Será un inolvidable fin de semana. Estoy seguro.
          La maleta está preparada. La cámara con sus baterías listas. El micrófono en su sitio.  Apenas 80 kilómetros me separan del Hotel Balneario de El Raposo: nuestro lugar de encuentro.

 
(17 horas)
        El día es algo caluroso. No importa. Decía el "hombre del tiempo" que íbamos a tener temperaturas agradables este fin de semana por estas latitudes. Creo que acertó. Hora de coger el coche y dirigirme a mi destino. Pasaré por La Albuera, Santa Marta de los Barros y Zafra.
        Según me voy acercando a Santa Marta, en plena tierra de Barros y el pueblo donde pasé mi infancia, se ven las viñas en todo su esplendor. Magnífico paisaje. Paro, en un camino lateral, a hacer algunas fotografías. Al fondo, dominando el horizonte, la elegante silueta del castillo de Nogales.

(18 horas)
       Acabo de llegar. Me reúno con algunos compañeros de viaje. Otros están aún de camino. Mi habitación es la 245.
       Me preguntan si deseo un  baño con esencia de vino en una bañera de hidromasaje. ¿Alguien diría que no?. Pues yo tampoco. Impresionante. Relajado por fuera y por dentro porque, durante esos veinte minutos, me ofrecen probar un buen vino D.O. Ribera del Guadiana. La respuesta al ofrecimiento es fácil de adivinar.


(19,30 horas)
           Mientras hago tiempo, voy conociendo el balneario. Magníficas instalaciones.
           Van llegando el resto. No les conocía a todos, pero sí les sigo en sus relatos digitales. Parecen buena gente. .... Las presentaciones de rigor.


(21,30 horas)
           Nos agasajan con una cena maridada con vinos de esta tierra. Formidable. El menú es espectacular. Respira Extremadura en todos sus poros. Te lo cuento: jamón ibérico de bellota, ensalada templada de queso de Los Barros, revuelto de criadillas de cerdo con reducción de vino tinto D.O. Ribera del Guadiana, lomitos de bacalao al modo monacal, presa ibérica con crema de Nuestra Dehesa Extremeña y, como dulce final, bizcocho borracho con espuma de praliné. Todo ello, naturalmente, maridado con vinos de esta denominación. El cocinero jefe es Alberto Cumplido, que nos explica cada una de sus elaboraciones.
           Cenan con nosotros Mª Isabel Cortés, de la Diputación Provincial, y José Antonio Varas, de Sity Consultores.



Sábado, 1 de junio de 2013
(8,30 horas)
          Espléndido desayuno extremeño. La mesa está repleta de viandas. Café, tostadas, zumos, frutas, jamón ibérico de bellota, diferentes quesos, migas, dulces..... No sigo. La lista es interminable. Hemos cogido sobradas fuerzas para lo que nos espera de día.


(9,30 horas)
            Nos dirigimos a Hornachos, una localidad situada a las faldas de una serranía rocosa que parece defenderla. Esta sierra, nos explican, se ha convertido en una rica  "isla" de flora y fauna autóctona en medio de un "mar" de de tierras trabajadas por el hombre (olivares, viñedos, dehesas, cereal..).


            En la casa de la Cultura hemos quedado con la guia. De su mano recorremos el pueblo. Nos desgrana cada rincón (plazas, calles, iglesia, fuentes, etc.)  hasta llegar al Centro de Intepretación de la Cultura Morisca.


               Es una lástima que sea tan desconocida la historia de los moriscos expulsados de Hornachos. Dejaron huella aquí y en el el norte de Africa. Nunca olvidaron sus orígenes. Merece la pena conocer el relato histórico  de estas personas obligadas a abandonar su hogar y, en ocasiones, hasta sus hijos.


             Por cierto, me gusta el azulejo que veo en la entrada de este museo. Conmemora el "IV Centenario Hornachos Morisco" (1610-2010). La estrella de David (así la quiero imaginar, aunque en realidad no lo sea), la cruz de Santiago y la media luna. Las tres grandes religiones monoteistas de la humanidad juntas. Uno se pregunta por qué tantos desencuentros en la historia.


           Acabamos nuestro recorrido, para tomar un aperitivo, en el antiguo casino de Hornachos, también conocido como bar Félix. Como casi todo en estas tierras es bueno y en grandes dosis. Salmorejo, tortilla de patatas, chorizo, salchichón, cerveza y, cómo no, buen vino D.O. Ribera del Guadiana para acompañar.



(15,00 horas)
           Hay que salir rápido porque nos esperan en el emblemático restaurante Nandos de Almendralejo para comer (www.restaurantenandos.com).
            Antes de nada, ¿conocéis una ciudad con más nombres?. Ciudad del vino, ciudad del romanticismo, ciudad de la cordialidad..... y  todos merecidos. Aquí vinieron al mundo grandes escritores como José de Espronceda o Carolina Coronado.
           El de Nandos es un precioso local. La decoración minimalista predomina. Probamos una serie de platos propios de la gastronomía extremeña. En esta ocasión, contamos con la presencia del concejal de turismo del Consitorio e Isabel García Váquez (técnica de turismo del Ayuntamiento). Una comida agradable en un entorno magnífico. Como final, una selección de postres. Entre ellos, la famosa "técula mécula" oliventina. Este llamativo nombre despierta lógicamente la curiosidad de algunos blogueros. Es uno de los muchos ejemplos de estas influencias gastronómicas, en ambos sentidos, entre España y Portugal.


           La agenda es apretada. Viene bien pasear unos minutos. Nuestra próxima parada es el Museo de las Ciencias del Vino (www.museodelvinoalmendralejo.es). Aqui aprendemos un poco más de esta bebida y de la tradicón secular de elaborar vinos desde épocas tartesas.


          ¿Te imaginas una bodega dentro de la plaza de toros? No miento. En Almendralejo es posible verla. Naturalmente, allí fuimos y, de paso, fotografiamos y nos fotografiamos en este magnífico coso.


         Isabel es la mejor de las cicerones que nos podían poner. Desde este blog, le agradezco su amabilidad y cercanía.
         Quizás los que no sois de Extremadura desconocéis que se elabora Cava con D.O. en otros lugares fuera de Cataluña. Almendralejo es uno de ellos. Vamos a conocer una de esas bodegas. Nos recibe Marcelino Diaz, de cavas Puerta Palma (www.madiaz.com). Un pozo de sabiduría en estos temas.
         Una gran mesa con tres copas junto a cada silla está preparada. Es una cata a ciegas comentada de tres diferentes vinos. Probaremos, sin saber en qué copa se encuentra cada uno, un champán, un cava D.O. calatán y un cava D.O. extremeño. Ha sido una bonita experiencia. Todos hemos aprendido, más aún si contamos con la experiencia y contrastados conocimientos de Marcelino y su empresa.
        Vamos mal de tiempo. El programa es ajetreado pero Isabel quiere que conozcamos el interior del teatro Carolina Coronado. Excelente sugerencia


          Fotografiamos cada rincón del patio de butacas y admiramos el imponente fresco pintado en el techo. Soberbio. Sobre el escenario hacemos unas risas. Estamos entre amigos. Una simpática instantánea inmortalizó el momento.



          Se hace de noche y es hora de cenar. Vinatería Pámpano nos espera. En este recinto se respira cultura del vino. No sólo fusionan el vino con la comida; también lo "maridan" con música. Su alma mater es Piedad Fernández Paredes, que nos recibe y explica los diferentes caldos que vamos a probar y el por qué de su elección. Inolvidable velada.


Domingo, 2 de junio
(9,30 horas)
           El día de la sorpresa. He escrito sobre él la semana pasada. Lo mejor, para no ser reiterativo, es remitirte a este link de mi blog (http://www.narrogeographic.blogspot.com.es/search/label/ESPA%C3%91A%20%28PUEBLA%20DE%20SANCHO%20P%C3%89REZ%29) donde relato las sensaciones de ese día recorriendo en calesa los viñedos cercanos al municipio de Puebla de Sancho Pérez.

(14,00 horas)
           Magníficio "fin de fiesta". Tras visitar el Parador de Turismo de Zafra, nos dirigimos a comer a "La casaBar". El trayecto ofrecía al visitante rincones únicos. ¿Sabías que Zafra es conocida también como "la Sevilla chica"? . Quizás una de estas fotos te dé la clave de este seudónimo.


          En "La Casabar" (www.lacasabar.net) nos presentan una selección de tapas maridadas. Soberbio el salmorejo de tomates amarillos con polvito de pistacho y la brandada de bacalao.
            El local me gusta mucho. Es diferente; muy original. En sus paredes hay colgados cuadros de una exposición. Magnífica idea. Tanta relación debe haber entre arte y comida que en su tarjeta de visita se autodefinen como "galería bar de tapas".


           Son días de comuniones. Hay mucha gente en las calles. La plaza grande y la plaza chica están abarrotadas. Menuda animación.


(16,00 horas)
          Llega la despedida. Antes les pido una foto de recuerdo. Además de apretones de manos, abrazos y besos para desperdirnos. Los creo sinceros. He conocido en algunos casos, y he vuelto a reencontrarme en otros, con grandes amantes de los viajes. Con personas que adoran conocer lo desconocido, que aman dejarse envolver con lo que ante  nuestros ojos se presenta.
         Nos ha gustado la experiencia vivida. Ójala nos veamos en otra ocasión y, si es por Extremadura, mejor que mejor.

      
         Ruta del vino Ribera del Guadiana es algo más que vinos. Es gastronomía, es arte, es naturaleza, es cultura, son pueblos, es patrimonio, son paisajes trabajados por el hombre, es biodiversidad, son tradiciones seculares y es, sobre todo, la gente que vas conciendo.

          Web recomendada:
Ruta Ribera del Guadiana: www.rutadelvinoriberadelguadiana.es

         Si quieres saber algo más de tan recomendable escapada sigue estos otros blogs participantes. Te gustarán y disfrutarás leyéndolos.
www.ciudad-dormida.blogspot.com
www.viajesdeprimera.com
www.guisanteverdeproject.com
www.robinju.com
www.viajesrockyfotos.com

        Siempre he defendido que un blog debe tener vida propia. Es más, debe tener corazón; palpitar periódicamente. Hay que ponerle sentimiento, pasión, vagaje personal. No lo entiendo como una guía de viajes al uso.
         Un blog tiene alma; alma de viajero. Por eso os relato de esta manera mi experiencia en esta Ruta del vino Ribera del Guadiana durante el último fin de semana de mayo. Con mi sello personal. Ni mejor ni peor que el de otros.

 
 
 
 
 

1 comentario:

  1. Ha sido un lujo poder compartir estos días contigo Juan Antonio, y con los demás compañeros de ruta; hemos disfrutado y aprendido, no se puede pedir más. Y todo ello en un entorno magnífico, viajando por lugares que no están tan lejos y que sorprenden desde el primer momento.
    Además hemos conocido a personas implicadas, que creen en su tierra y en sus proyectos, y lo cuentan con pasión.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar