lunes, 8 de abril de 2013

Hotel Convento La Magdalena, relax en Antequera


               En las afueras de la ciudad malagueña de Antequera, junto al parque natural de El Torcal, casi en el centro de Andalucía y perfectamente comunicado, descubrimos un espléndido hotel de cinco estrellas, erigido sobre lo que fuera un antiguo convento del siglo XVI.
               El año 2009 fue el de su inauguración, lo que permitió salvar  este edificio religioso del lamentable grado de conservación en que se encontraba y de un casi seguro futuro ruinoso.
 

Un total 21 amplias y cómodas habitaciones,  todas ellas dispuestas para el mayor confort de sus huéspedes,  dotadas incluso de bañera de hidromasaje, conforman la oferta de este hotel Convento La Magdalena (www.hotellamagdalena.com). Sus vistas impresionantes: frente a los riscos puntiagudos de la serranía vecina y rodeado de hectáreas de olivares. En definitiva, fácil conseguir que el viajero se sumerja por unos días  en una  placentera experiencia de paz y tranquilidad. Sensación que se acrecienta cuando se prueba el spa -gratuito para sus clientes-o se disfruta de las exquisiteces del restaurante.
David Muñoz es el chef jefe del restaurante “Refectorio”, otro icono de este hotel. A pesar de su juventud tiene una dilatada trayectoria gastronómica, y eso se nota. El Hotel Ritz de Madrid, El Bulli o Can Roca han sido algunos de los prestigiosos fogones en los que ha ido perfeccionando su ya extenso currículo. En mi opinión, una cocina tradicional con sello propio. Tradición, innovación y creatividad se conjugan en este cordobés cuyo trabajo no pasará desapercibido para el comensal. Talento sin vanidad. Sus propuestas, de lo más variadas. Imposible que no guste. Porra antequerana con chic de verduras y croquetitas de bacalao con espinacas y piñones, milhojas de foie con queso de Ronda y manzana caramelizada, vieira gratinada a la vainilla, arroz de boletus con bogavante perfumado con albahaca, lomo bajo de buey con trufa negra…., por citar algunos ejemplos.  Si sólo con leerlo se hace la boca agua, imagine el lector lo que supone disfrutar estos platos en un marco tan incomparable como éste.
 
 
             Es una comida atractiva, con claro predominio –como es de esperar-  de los productos autóctonos, sin altibajos, conjugando recetas clásicas y vanguardistas, en un ambiente cálido y con un local tremendamente luminoso gracias a las espectaculares vistas que regala un inmenso ventanal que parece rodear al restaurante. Todo ello dirigido por este cocinero de raza que va ganando clientela gracias a su buen hacer.
 
 
 
 
                Si hotel Convento la Magdalena pretende que pernoctar y comer sea una experiencia inolvidable, desde luego, lo logra. Y lo mejor, a unos precios que no son de cinco estrellas.


La impresión de sentirse privilegiado por estar en un determinado lugar es algo difícilmente describible. Se siente, se nota, se interioriza. Puedo asegurar que lo consiguen. Si a ello le sumamos la piscina exterior, la espectacular terraza donde desayunar cuando el tiempo acompaña, los tratamientos tonificantes y relajantes del spa, un agradable piano bar, una bodega donde presenciar un espectáculo de baile flamenco  o una acogedora y coqueta tetería árabe vamos completando el puzle para nuestra próxima escapada.

Es también un alojamiento enclavado en plena naturaleza y, por tanto, ideal para quienes desean perderse entre este laberinto de formaciones calizas que es el cercano Parque Natural de El Torcal. Además, para los forofos del golf, a menos de un kilómetro se sitúa el campo de golf de Antequera. ¿Se puede pedir más?.
                 Desde luego, uno de los hoteles más exclusivos de la provincia de Málaga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario