lunes, 4 de marzo de 2013

Pasando el día en "La Covatilla"

       
            Ya ha superado los diez años de vida la estación de esquí "Sierra de Béjar/La Covatilla". Un logro digno de ser resaltado por haberse convertido, además, en un motor esencial para el desarrollo turístico y económico de esta zona del sur de la provincia de Salamanca.
            La gran inversión realizada, que supera los diecisiete millones de euros, tiene su resultado palpable en las diferentes pistas de esquí, edificios, maquinarias, balizamiento, señalización, talleres de reparación de equipos, cafetería, sistemas de producción de nieve y personal al servicio de todos aquellos que se acercan a conocer este indiscutible y recomendable destino invernal. Si Béjar y estas montañas tienen sobrados motivos para ser visitados, desde hace poco más de una década hay, sin lugar a dudas, uno más.
 
 
            Hace menos de una semana que estuve por La Covatilla. Aunque el tiempo, a primera hora, parecía poco propicio para la práctica de los deportes blancos, rápidamente el cielo abrió regalando una extraordinaria luz sobre ese inmaculado manto blanco que cubría esta parte de la Sierra de Gredos.
 

            Fueron muchos los esquiadores que decidieron acercarse a probar la nieve. Extremeños, castellano/leonenes, madrileños,.... y mucho portugueses. El ambiente era extraordinario. Un cafetito y un bollo para tomar fuerzas, una conversación con los amigos y un día entero para disfrutarlo. Mejor plan imposible.
            Me llamó la atención que en  algunos folletos publicitarios decía "la estación de esquí de Extremadura". No es de extrañar cuando se observa la gran cantidad de esquiadores procedentes de esta Comunidad Autónoma. Las distancias son tan cortas y las comunicaciones tan buenas que en poco tiempo se puede estar disfrutando sobre unos esquís. Por poner algunos ejemplos, Plasencia está a sólo 75  kilómetros y Cáceres a unos 150.
 

            Aunque viajé sólo, fue muy agradable encontrarme con algunos conocidos de mi ciudad (Badajoz) que tuvieron la misma idea. ¿Qué mejor lugar para pasar un fin de semana en febrero?. Mi cámara no paró de inmortalizar estos momentos. Fue un día verdaderamente agradable.
           Por cierto,  ¿sabes qué es el "autobús blanco"?. A día de hoy salen desde Béjar y Salamanca, aunque está previsto ampliarlo, en un futuro próximo, a otras ciudades como Plasencia, Zamora, Cáceres o Badajoz. Se trata de un paquete que te permite un "todo incluido". Es decir, por un precio cerrado tendrás el viaje de ida y vuelta a la estación, el forfait por un día, el alquiler del equipo y el seguro. O sea, todo dispuesto para que solamente te preocupes en pasar un gran día en este entorno único.
 

            Quiero finalizar recomendándote esta estación como parte de un viaje en el que disfrutarás de una naturaleza preciosa y de localidades como Béjar, El Barco de Ávila o Candelario que te aconsejo igualmente las conozcas.

 

 Consejos útiles:
¿Dónde dormir?: A unos quince kilómetros de La Covatilla se encuentra El Barco de Ávila. Hotel Blue Sense Ávila Gredos (www.bluesensehotels.com) es una inmejorable propuesta para pasar la noche. 
¿Dónde comer?. Mi consejo es que lo hagas en la cafetería de la estación. Por apenas diez euros tienes unos platos combinados con bebida y postre. Es la manera de reponer fuerzas para seguir de nuevo disfrutando de la nieve.
Web: www.sierrabejar-lacovatilla.com  Es una web tremendamenmte didáctica para el viajero, con una completa información sobre pistas, escuela de esquí, tarifas, horarios, kilómetros esquiables, aparcamientos, imágenes, servicios, instalaciones, programas para grupos y colegios, webscam, parte de nieve, etc.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario