miércoles, 26 de diciembre de 2012

Leiria, un castillo con mucha historia

 
                Pongamos, por ejemplo, en Google "ciudad de Leiria". Casi, con seguridad, la primera fotografía que veremos en la pantalla de nuestro ordenador será la de su impresionante castillo. Una construción defensiva situada en un promontorio desde donde se puede dominar un amplio horizonte. Su estratégica situación hacía de él un baluarte "casi" inexpugnable y un gran acuartelamiento para defender esta zona del centro de Portugal. 
               La visita, pues, parece obligada. Os recomiendo, como fue mi caso, hacerlo con la ayuda de un guia (también existen audio/guias en castellano)  para ir conociendo numerosas anécdotas y detalles del pasado de esta imponente fortaleza que, de otra forma, podrían pasar desapercibidos.


                La historia del castillo determina el devenir de esta ciudad. Una especie de testigo perenne y discreto de cuantos cambios y modificaciones ha ido sufriendo a lo largo de los siglos esta localidad que nació y creció a sus pies. Visible practicamente desde cualquier ángulo de Leiria, está considerado uno de los mejores ejemplos arquitectónicos del medievo portugués, aunque, como lógicamente puede imaginarse es una sucesiva incorprocación de diferentes estilos arquitectónicos. 
               Es más, algunos de los grandes episodios históricos de Portugal sucedieron entre estos gruesos muros. Fue conquistado allá por 1135 a los musulmanes por D. Alfonso Henriques,  aunque los avatares de las posteriores confrontaciones y disputas  hicieron que no fuera hasta 1142 cuando los ejercitos portugueses dominaran este territorio.


                 Sin entrar en aburridos y farragosos datos cronológicos (no es ésta la filosofía del blog) os puedo relatar mi visita. Fue a mediados de octubre de 2012. No amaneció, la verdad, el día más propicio para hacer fotografías. Tuvimos viento y mucha lluvia. Tras tomar una "bica" en una de las numerosas cafeterias de la plaza Rodrígues Lobo, centro neurálgico de esta ciudad, emprendimos el camino hasta nuestro secular destino.  Los años no han pasado en balde y, obviamente, le han hecho mella. Los envites de la naturaleza, el paso del tiempo y los asedios y batallas sufridas han dejado una huella facilmente perceptible. También es cierto que, aún con estas cicatrices, permanece altivo, orgulloso, elegante y señorial.


                 Una loable labor de reconstrucción está rehabilitando poco a poco antiguas estancias para usos modernos. Salas de exposiciones, museos y espacios reservados para la celebración de importantes actos de la ciudad hacen que su presencia permanezca viva en el corazón de todos sus habitantes. Un claro ejemplo es la torre del homenaje, en cuyo interior puede apreciarse una colección de armas de época.


                    Sin duda, las mejores vistas de la ciudad se descubren desde aquí. Oteando el horizonte, a pesar de la lluvia, se aprecia esa particular fusión entre lo antiguo y lo moderno en Leiría. Para muestra el siguiente botón: la panorámica del nuevo estadio de fútbol desde una de las atalayas del castillo. Llamativa mezcla que puede apreciarse en la siguiente instantánea a pesar de la neblina que cubría la ciudad.

 
                   Ciertamente guardo un agradable recuerdo de Leiria. Disfruté paseándola y conociéndola. Te la recomiendo, también en invierno.
                Por cierto. ¿Sabías que esta ciudad fue el escenario donde se desarrolla la magistral novela de José María Eça de Querioz "El crimen del padre Amaro"?. Sabiéndolo no te resultará extraño ver este "graffiti" que fotografíé en una de sus calles.


 Datos útiles:

               Para comer: Restaurante Tromba Rija. Rua Professor Portelas 22. Tf  (+351) 244 852 277 www.trombarija.com. Una referencia en la gastronomía tradiconal portuguesa.
                                 Restaurante Real Taverna Mata Bicho. Plaza de Rodrigies Lobo, nº 3 . TF (+351) 244 821 723  www.matabicho.com  En pleno centro de la ciudad. Tapas con marchamo portugués.
              Para dormir: Hotel Eurosol Residence. Comissao da Iniciativa, 13. Con unas privilegiadas vistas al castillo desde las habitaciones.
              Una recomendación: 1) Visitar el Museo de la Imagen en Movimiento (MIMO). Largo de São Pedro. Cerca do Castelo.
                                                   2) No dejes de tomar un café en la plaza de Rodrígues Lobo. Sea de día o de noche, siempre está animada.
               Web: www.rt-leiriafatima.pt
             Escapadas: En un radio de pocos kilómetros, y muy cercanos a Leiria,  encontramos la ciudad de Fátima (centro mariano de peregrimnación mundial) y el Monasterio de Batalha (declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO).-

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario