viernes, 18 de noviembre de 2011

Los jíbaros (reductores de cabeza)

           Los shuaras o "jíbaros" (nombre que pusieron los españoles a un pueblo amazónico que se encuentra en estas selvas, ahora pertenecientes a Ecuador y Perú) eran conocidos por una curiosa costumbre consistente en reducir las cabezas. Algo que hacían tanto a sus enemigos como a personas importantes de su comunidad.
         El procedimiento era, a  grandes rasgos, el que describo a continuación. Primero, cortaban la cabeza de la persona fallecida. Luego, con un cuchillo, realizan un preciso corte por la nuca para  tirar de la piel y poder desprender con cierta facilidad el cráneo, quitando así las partes blandas como el cerebro o los ojos. Seguidamente, se hierve esta piel en un agua que lleva unas plantas que recogen de la selva por tener ciertas propiedades muy útiles para la reducción.
      Retiran la cabeza tras un tiempo de cocción y comprobar que ha reducido bastante. El siguiente paso es coserle la boca e introducir una piedra dentro de ella (como si fuera un pequeño saco).  Una vez seco, este diminuto cráneo tiene varias funciones, ya que puede ser puesto en las lanzas (normalmente, el de sus enemigos como elemento disuasorio) o como ornamento y colgante, en miembros distinguidos de la comunidad.
       Aunque usualmente se dice que esta práctica se realizaba sólo con los enemigos, los guías me informaron que era una costumbre más extendida, que incluia también a personas de muy diferentes ámbitos.
         Hay que decir que esta costumbre ancestral desde hace tiempo no se practica.
         Os pongo aquí algunas instantáneas de unos dibujos explicativos del proceso de reducción que encontré en el museo Intiñan (situado en la mitad del mundo) cerca de Quito.
         Por cierto, la foto mia que os pongo es obligada en todos los que se acercan a la "mitad del mundo".

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario