jueves, 27 de octubre de 2011

Punta Cana: ¡Menudas playas!


       Pocos lugares en el mundo ofrecen tantas posibilidades para pasar unos días inolvidables. Desde la tranquilidad del “todo incluido” a perdernos por parajes casi vírgenes de la isla.

     
          Punta Cana está situada en la costa este de la República Dominicana. Un país que comparte, junto con Haití, la isla de la Española (la segunda más grande de las Antillas), originariamente conocida como “Quisqueya”.


           Habitada hasta la llegada de los españoles por los tainos, su privilegiada situación en medio del Caribe hace de ella una elección perfecta para un merecido descanso, siendo Punta Cana, en definitiva, uno de los grandes centros turísticos y de relax de la isla, con paisajes de extraordinaria belleza.
La República Dominicana es un país amable con el turista, donde las brisas marinas y las aguas caribeñas parecen dulcificar la estancia del viajero. 
 Un lugar en el que pasear por sus playas se convierte en algo más que una agradable sensación. Un destino donde disfrutar de los placeres de un sol casi perenne, de un mar normalmente tranquilo, de una gente tremendamente sociable y de una recomendable gastronomía.
La primera impresión que tendremos al ver el entorno donde pasaremos estos días de asueto será admirar sus espléndidas playas, seguramente de las más hermosas del mundo, con una arena blanca y fina que parece obligarnos a pasearlas una y otra vez.  Descubriremos, igualmente, un grupo de hoteles dispersos por el litoral perfectamente camuflados en el paisaje que, en los últimos años, se han convertido en destino turístico privilegiado para muchos españoles y europeos.
           Una vez allí,  apreciaremos el extraordinario trabajo realizado para que todo encaje perfectamente, evitando romper la armonía del lugar.  Impresionantes y tupidos bosques de palmeras y cocoteros, que se vuelcan sobre las cristalinas aguas del mar Caribe, esconden lujosísimos complejos hoteleros, de reciente construcción, que cuentan con todo lo que el visitante necesite para su confort.   

            Como recomendación gastronómica os aconsejo probar la "bandera", el plato nacional dominicano. Está elaborado a base de arroz, carne (pollo, cerdo o ternera) y habichuelas. Para chuparse los dedos, aunque es bastante contundente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario