martes, 2 de agosto de 2011

Arequipa, capital del sur de Perú

            Arequipa, la segunda ciudad en importancia económica de Perú, tiene algo que  la hace distinta a cualquier otra urbe de este precioso y fascinante país.
            Recorrerla es admirar una ingente cantidad de monumentos realizados, en su mayoría, con sillar de piedra blanca volcánica. Por esta razón, es también conocida mundialmente como “la ciudad blanca”.


            El itinerario por esta capital trascurrirá a través de preciosas calles de estilo colonial español. Nos permitirá descubrir multitud de monumentos; como la Plaza de Armas (corazón de la ciudad), la iglesia de la compañía de Jesús, el Monasterio de Santa Catalina (cuya visita es casi obligada por la inmensa riqueza arquitectónica, pictórica y escultórica que atesora), el templo y monasterio de Santa Teresa, el complejo de San Francisco, la catedral, las iglesias de Santa Rosa, Santo Domingo, la Merced o San Agustín.


            Pero, además de la obra arquitectónica realizada por el ser humano, no podemos olvidar el fascinante entorno donde se levanta la ciudad. Estamos rodeados por volcanes. Tres son los que circundan la ciudad: los llamados Misti, Pichupichu y Chachani (éste último supera los 6.075 metros de altura). El más espectacular es, en mi opinión, por su cercanía, el Misti, con sus majestuosos 5.500 metros que -visible desde cualquier ángulo- parece custodiar solemne y conocedor de su poder, la blanca ciudad.  Se puede decir, sin temor a equivocarnos, que entre la ciudad de Arequipa y el Misti existe un “particular matrimonio” de por vida teniendo caminos indisolublemente unidos.
Sentarse simplemente a comer en alguno de los restaurantes de su Plaza de Armas y dejar que nuestros ojos se fijen en la multitud de episodios de la vida de esta ciudad que se suceden a lo largo del día bien merece el viaje.
            Ir a conocer Arequipa es también disfrutar de la belleza que la naturaleza de sus alrededores. Por ejemplo, el famosísimo Cañón del Colca. Un impresionante desfiladero donde podremos disfrutar del majestuoso vuelo del cóndor. Otra bonita posibilidad, si nuestras fuerzas nos lo permiten, es contratar igualmente excursiones para ascender al Misti (siempre con la compañía de un guía). 
           En definitiva, una ciudad francamente recomendable donde disfrutaremos del espectáculo de estar cercano a volcanes, de una ciudad con historia y de una gastronomía que hará las delicias de los paladares más exquisitos (por ejemplo, un delicioso rocoto relleno).      

     
            Este gran polo industrial, económico y poblacional del sur del país, presume –con razón- de tener una bonita ciudad, de bellas calles adoquinadas y de preciosos soportales donde el paso de la historia y la mezcla de culturas han sabido darle un encanto especial.
            Una web: http://www.helloarequipa.com/

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario