domingo, 1 de mayo de 2011

Un curioso paseo único en el mundo

         
   Los amantes de la naturaleza tienen un alojamiento donde se cuida al máximo el medio ambiente. Especializado en senderismo y en todo tipo de actividades relacionadas con la naturaleza, enmarcado en un precioso entorno, sobre un acantilado, cuenta con un curioso paseo, único en el mundo por sus características, llamado “camino de los pies descalzos”. Me estoy refiriendo al Hotel Jardim Atlántico (www.jardimatlantico.com/esp).



            Pues bien, en un recinto separado al efecto, perfectamente delimitado, desde donde se divisa el inmenso Atlántico, se encuentra este pequeña senda que, a la vez, se convierte (éste es el fin, realmente) en una terapia y un masaje para nuestros pies. Son  17 cortos tramos, con distintos suelos realizados con materiales propios de la isla (hojas de eucaliptos, arena volcánica, piñas, una pequeña acequia, piedras finas, piedras gruesas, ramas, barros, etc.) que van haciendo su función mientras los recorremos. Dicen que todo lo bueno cuesta y, en este caso, es verdad. A veces, al ir descalzos, resulta incómodo pisar estar superficies. La planta de nuestros pies es tremendamente sensible y es una manera única de apreciar, al instante, las diferentes texturas de las superficies sobre las que caminamos. En unas ocasiones, algo rugosas e incómodas; en otras, placenteras. En todo caso, se trata de activar todas estas sensaciones que vamos percibiendo. Al final del trayecto notaremos una especie de relajación y descanso; lo mejor para emprender con renovados ánimos la siguiente jornada.



1 comentario:

  1. Que gozada de sitio. Pero qué buenísima pinta tiene. Est hay que probarlo. Además, está aquí al ladito. Gracias por conmpartirlo con todos nosotros.

    ResponderEliminar