lunes, 16 de mayo de 2011

Madurodam: Holanda en el bolsillo


Así es como podríamos titular esta pequeña y original imitación, a escala, de algunos de los más famosos y conocidos monumentos, edificios y obras de la  ingeniería del país de los tulipanes.
Situado en La Haya
(residencia de la familia real y de las legaciones diplomáticas), las conexiones para llegar son francamente cómodas. Por ejemplo, el tranvía número 9 nos acerca a nuestro destino dejándonos, posteriormente, en el centro urbano.


           Esta ciudad en miniatura, que se hizo en recuerdo de un soldado fallecido en la segunda guerra mundial, la conforman diferentes áreas: hay una recreativa (con playas y parque zoológico), un área central (donde se encuentran algunos magníficos y conocidos edificios de Holanda: iglesias, un mercado de quesos, canales de Ámsterdam, el palacio Markiezenhof, etc), un zona de polders y el área del puerto (aquí, además de la recreación del inmenso puerto de Rotterdam, donde veremos barcos de mercancías y transanlánticos, hay otras ingentes obras de la avanzada ingeniería holandesa,  tales como  el aeropuerto de Schiphol, refinerías, etc).



             Es como tener Holanda en las manos y “como suele decirse” a tiro de piedra. Todo este complejo tiene una extensión de casi 63.000 metros cuadrados, aunque la ciudad en miniatura la conforman 18.000. Ahora bien, este particular espectácuilo a escala adquiere otra tonalidad en la noche. Son miles las pequeñas bombillas que con su iluminación consiguen dar otro aire a este insólito recinto. No es un lugar únicamente para los niños de la familia. Todos, grandes y pequeños,  pueden disfrutar de este singular entretenimiento que es apreciar la cuidada y  esmerada labor de confección de tan original puzzle en miniatura. No se trata sólamente de una exposición al aire libre, estática y sin movimiento. Antes al contrario, veremos desplazase, por ejemplo, un avion en el aeropuerto, un barco en el puerto, un tren haciendo su recorrido o unos molinos agitando sus grandes aspas.
         Tendremos, a la altura de nuestros ojos, emblemáticos edficios como la torre del Dom de Utrecht, los rascacielos de la oficina principal de Nationale-Nederlandem en Rotterdam, el Palacio de la Paz “Vredespaleis’ de la Haya o el Rijksmuseum de Amsterdam. Podemos también cruzar por el puente Erasmus de Rotterdam, admirar las famosas casas cúbicas de esa misma ciudad o disfrutar viendo un puente levadizo en movimiento.

  
           Así pues, hasta el más mínimo detalle está copiado con una perfección y maestría absoluta a una escala 1 por 25. Digna de los mejores profesionales.


              No hay mejor forma de hacernos una idea de todo Madurodam que visitar su web: www.madurodam.nl. La página ofrece una pequeña ventana en español, con mapa de situación, horario, eventos, precios, novedades, etc. Desde aquí recomiendo, si visitamos La Haya, acercarnos a este particular “parque temático”. Como dice acerdamente su publicidad, “Holanda en miniatura”.



No hay comentarios:

Publicar un comentario