sábado, 12 de marzo de 2011

Muros de cine en Cannes

         
             Se suele hablar, en ocasiones, del valor de lo desconocido, del plus adicional que le supone al viajero la sorpresa; lo ignorado.
            Tienen razón las personas que piensan de esta manera, y más en el mundo del turismo. Algo parecido -me atrevo a aventurar- le ocurrirá a quien visite la localidad francesa de Cannes.
             Esta bellísima capital es conocida mundialmente por multitud de aspectos: por estar en la Riviera francesa, por sus hoteles, por algunos de sus “célebres” turistas, por su festival de cine, por sus tiendas de lujo, por su ambiente,….



            Sin embargo, hay algo que me gustó especialmente y que, además, desconocía. Y es que siempre es agradable que nuestro destino nos enrede de alguna forma. Sentir que, de repente, como por arte de magia, descubrimos algo inaudito, inédito y, a la vez, atrayente y digno de contar. Me estoy refiriendo a un “recorrido de cine”.


         
          Así es, los muros y paredes de algunas casas se encuentran pintadas con famosas escenas de la historia del celuloide. Películas por todos conocidas donde actores y actrices universales (Chaplin, Marilyn Monroe, Humphrey Bogart, etc. etc.) quedan plasmados gracias a la pericia y el arte de unos extraordinarios muralistas, dando un toque original a inmuebles, plazas, rincones y calles de esta marinera y cosmopolita localidad.



            Lo mejor pues, cuando lleguemos, es pedir en la oficina de turismo un folleto explicativo de este singular itinerario cinematográfico.



            No adelanto más. Sean, pues,  estas fotografías un anticipo de lo que Cannes depara al viajero.





No hay comentarios:

Publicar un comentario